¡¡¡Felicidades!!!

El 19 de marzo debería llamarse “el día de las felicitaciones” porque todos somos o tenemos un padre, una Pepa o un Pepe cerca. Felicitar y ser felicitado siempre es agradable y nos proporciona una excusa perfecta para sonreír, para ser amables, para acercarnos…nos humaniza. Me sumo a esta tradición tan nuestra y quiero felicitar a todos…